/

1 de ago. de 2013
Nueva Vida 218 - Adolescencia - Fomación de la identidad

Relacionado a: Nueva Vida
Cambiar nuestra temprana vida y la adolescencia es de importancia crítica para nuestro desarrollo. Podemos ayudar a nuestros hijos adolescentes a desarrollar una identidad propia, una apertura al cambio y la comunicación social. Si atravesamos el proceso educativo correcto con un niño, la adolescencia no se sentirá como un salto brusco. Hay que mostrar a los adolescentes ejemplos de cómo nos relacionamos con cada fenómeno "desde dos lados", de una manera equilibrada. El adolescente reconocerá los impulsos positivos y negativos, atracciones y rechazados que tienen las personas. En la infancia, esculpimos una imagen humana para el niño, durante la adolescencia le ayudamos a construir un espíritu humano en sí mismos. Al final de la adolescencia, se debe tomar una decisión interna de que el éxito se encuentra dentro de la conexión entre las personas.