Publicaciones
Artículos sobre eventos actuales, cultura, ciencia popular, relaciones y más, presentados desde la perspectiva única de la sabiduría de la Cabalá

Resultados 1 - 10 de 23380
Qué puedes encontrar en la oscuridad

El trabajo contra el faraón, contra el ego del hombre, es realmente enorme, pues el ego en su forma corregida es el recipiente espiritual que contiene toda la Luz superior, todo el Creador, toda su revelación. El Creador quiere otorgar placer a los seres creados, es decir, revelarse totalmente, para eso el deseo debe ser enorme. El faraón es del mismo tamaño que el Creador, sólo su intención es opuesta.

Fuerzas santas e impuras, Creador y faraón, luchan por el mismo deseo. El hombre está en medio de ellas y decide quién lo guía. Es claro que él no es amo de sí mismo; sólo decide cuál rey elige.

Igual que en las elecciones pensamos que elegimos y que tomando una decisión. Pero incluso antes de la elección, alguien nos gobernó y después de la elección, alguien gobernará, sólo elegimos a nuestro gobernante. Funciona igual en espiritualidad y en corporalidad, porque ésta última sigue a la primera. Es bueno si tomamos la decisión correcta, así la fuerza buena gobernará. Si no, seremos gobernados por un gobernante malvado, hasta que queramos reemplazarlo por uno bueno. Sólo en este punto tenemos libre albedrío; por lo tanto, nuestro trabajo es sólo eso.

Puesto que el deseo de disfrutar es enorme y equivalente al Creador, no se puede corregir de inmediato; se requieren muchas acciones separadas hasta que la corrección esté completa. Por eso el exilio egipcio duró cuatrocientos años, es decir, cuatro grados, hasta su estado completo.

Por lo tanto, no debemos pensar que podemos saltar al mundo espiritual de una vez y pasar rápidamente el exilio. No debemos desesperar porque los estados se repiten todo el tiempo, sino percibirlos como nuevos y hacer nuevas aclaraciones. De esta manera, «muchos centavos se unen en una gran cantidad».

Deseamos paciencia y perseverancia. El hombre no avanza cualitativa, sino cuantitativamente, repitiendo muchas veces el mismo trabajo hasta que se acumula un resultado tangible. Al repetir, se agrega un estado a los anteriores y produce un cambio cualitativo. La calidad es consecuencia de la cantidad.

Es como la computadora usa sólo ceros y unos. Pero con muchos ceros y unos, obtenemos gran cantidad de operaciones y posibilidades. La fórmula más compleja se puede resolver con una secuencia de ceros y unos: entradas y salidas, luz y oscuridad.

Debemos fortalecernos de modo que podamos percibir ascensos y descensos como avance, como un nuevo estado cada vez. Justamente en la oscuridad, no en la luz, somos probados, es decir, cuánto no me importa estar en la oscuridad, pues, yo no controlo mi estado, estoy por encima de él. Que haya oscuridad porque en la oscuridad es donde construyo la cualidad de otorgamiento y fe. El hombre es probado cuando no tiene nada, cuando nada brilla ni en su presente ni en su futuro y no requiere Luz, sólo relacionar ese estado de oscuridad con el Creador y vivir en oscuridad como si fuera Luz. Así se prueba su fe.

El trabajo está precisamente en la oscuridad, por eso, los cabalistas dispusieron que es necesario estudiar por la noche. Baal HaSulam siempre se despertaba a medianoche y ahí iniciaba su día. Por eso, debemos acostumbrarnos a estudiar en la oscuridad, hasta que la oscuridad brille como Luz. La oscuridad seguirá siendo oscuridad, pero brillará para mi, porque es allí donde encontraré la Luz de la fe y en ella, la Luz de Jojmá.

La Luz de Jojmá sin fe, conduce a la oscuridad. Si trato de agregar Luz de fe, enciendo la luz e ilumino la oscuridad.

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 23/abr/19, Escritos de Rabash, volumen 1, artículo 20, “Quien endureció su corazón» (1985)

Material relacionado:
Nuestra labor en fe por encima de la razón
La Luz de Jojma, la base de la vida
El alma es la unidad de la oscuridad y la luz

El único factor que determina nuestro futuro

Pregunta: ¿Cuáles son los tres factores, entre miles de factores en el sistema único, que determinan nuestro futuro?

Respuesta: Sólo un factor determina nuestro futuro: la conexión de todos entre sí. La naturaleza no requiere nada más de nosotros.

Estamos encerrados en un sistema definido y debemos equilibrarlo, mientras más nos acerquemos, más cómodos y equilibrados nos sentiremos. Todos deberíamos estar interesados en llevar este sistema a la conexión.

Debemos entender que no tenemos derecho a destruirnos unos a otros, pues podemos interrumpir el sistema tanto, que tendríamos que volver al grado más bajo y repetirlo otra vez. Nada nos causa más problemas que la destrucción mutua, la guerra, etc.

Así, el único factor que determina nuestro futuro es alcanzar la conexión correcta entre todos.

Por supuesto, se agregan muchos factores auxiliares, como educación, crianza, crear lo que llamamos decenas: pequeños grupos en los que, de manera relativamente rápida, podemos entender nuestra conexión dentro de un sistema corregido.

Sólo hay un objetivo: unirnos en un solo sistema, complementarnos mutuamente y que nuestra red de conexiones sea más importante para nosotros, que nosotros mismos.

En un sistema así se revela el Creador, sólo en la conexión y en ninguna otra parte.

Cuando este sistema esté organizado y que dentro de él sintamos total interconexión, la conexión mutua creada por nosotros se llamará, Creador.
[243993]

De la lección de Cabalá en ruso 13/ene/19

Material relacionado:
Reviviendo la red de fuerzas del sistema superior
¿Podemos aprender a ver el futuro?
Una vasija para la Luz de vida

Malas acciones y desarrollo espiritual

Pregunta: ¿Cómo afectan mis malas acciones en la vida corporal a mi vida espiritual?

Respuesta: Ningún hecho en la vida corporal influye en la espiritualidad, porque todo está dictado por el egoísmo que es controlado desde arriba.

Lo único que afecta a la espiritualidad es si inviertes tus esfuerzos para conectarte con tus amigos y alcanzar la calidad de otorgamiento. ¡Sólo esto! Todo lo demás son nuestros juguetes en este mundo.
[244383]
De la lección de Cabalá en ruso 23/dic/18

Material relacionado:
Dos condiciones para alcanzar al Creador
Los esfuerzos son la recompensa
¿Por qué es necesaria la importancia de los amigos?

Nueva vida #1093 – La sociedad como una sola familia

Nueva Vida #1093 – La sociedad como una sola familia
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen:

Extraños pueden formar una sociedad que se sienta como familia, a condición de que se conecten a una sola raíz espiritual. El objetivo común es cambiar la naturaleza humana, traer una fuerza buena a nuestra vida para que equilibre el mal del ego. Según la sabiduría de la Cabalá, si nos conectamos, descubriremos un poder único que puede llevarnos a logros espirituales y al mundo superior. Una persona espiritual lo ve todo como parte integral de sí misma y se relaciona con amor.
De Kabtv “Nueva Vida #1093 – La sociedad como una sola familia” 12/mar/19
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Y los planetas aparecieron en el cielo

Pregunta: Si las diez Sefirot corresponden a los diez planetas, ¿por qué hemos descubierto sólo nueve? ¿tienen alguna raíz?

Respuesta: De hecho, en realidad hay muchos más planetas en el universo. Cabalá lo predijo hace mucho tiempo.

En particular, El libro del Zóhar habla mucho de eso en diferentes lugares. No me interesaba. Aunque cuando era niño estudié astronomía, en cuanto me acerqué a Cabalá, las consecuencias espirituales de nuestro mundo dejaron de interesarme.

Pregunta: La Torá dice: «Y los planetas aparecieron en el cielo…» ¿de qué habla?

Respuesta: La Torá no habla sobre planetas físicos, sino sobre fuerzas espirituales. Tierra, Sol y Luna, son fuerzas espirituales y no lo que podemos ver y observar. Aunque sí compilamos el calendario terrenal, debemos entender claramente dónde se refiere a raíces espirituales y dónde a sus consecuencias.
[243759]
De la lección de Cabalá en ruso, 30/dic/18

Material relacionado:
«Que no vea Él cosas inmorales y se aparte de ti»
La lluvia temprana y la lluvia tardía
Los orígenes del tiempo

Cómo hacer buena la vida

Pregunta: ¿Cómo podemos explicar al 99% de la gente qué es una buena vida?

Respuesta: Consideramos buena vida, de acuerdo a lo que es bueno para nosotros.

Sin embargo, en nuestro tiempo, al tener conexiones no corregidas entre nosotros, no podemos sentirnos bien. Vemos que el mundo se desmorona porque la Luz superior desciende y quiere llenarnos, pero el mundo siente su oposición a la Luz.

Mientras más cerca está la bondad espiritual de nuestro mundo, peor nos sentimos. La cercanía de la Luz superior nos da sensación de oscuridad porque no estamos corregidos, somos opuestos. Por lo tanto, si queremos sentir las bendiciones y toda la bondad, debemos cambiar y lograr ser similares a la Luz superior, para que no nos sumerjamos ni en problemas ni en crisis, aunque la Luz se acerque cada vez más a nosotros. En otras palabras, tenemos que unirnos en el nivel de este mundo. Ese es el problema.

Por ejemplo, las noticias anuncian que un asteroide está en camino a la Tierra y que el planeta está en peligro, la gente debería sentirse en peligro, la Luz superior se está acercando a nosotros, el Creador desea ser revelado a la creación. Por eso nos llamamos «la última generación».

Hemos entrado en un camino donde la presión crece sobre nosotros. Por eso la ciencia de la Cabalá se ha revelado; explica que tenemos que empezar a adaptarnos a la Luz superior y llegar a ser similares a ella.

Somos un Kli (vasija del alma) y el Creador es la Luz. Podemos llegar a ser similares a Él sólo si nos unimos entre nosotros. En otras palabras, si deseamos un futuro mejor, debemos unirnos.
[244071]
De la lección de Cabalá en ruso 11/feb/19

Material relacionado:
Encontrando el bien a partir del opuesto
Una nueva vida 722 – Los hijos de Israel en el desierto
Disipando la oscuridad

Nueva Vida #1092 – Valores familiares en Israel

Nueva Vida #1092 – Valores familiares en Israel
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen:
Originalmente Israel fue creado por extraños que se unieron alrededor de Abraham y se conectaron a través del valor del amor. Construyeron una sociedad igual a una familia en la que cada uno sentía que estaba en un lugar cálido, seguro y que era refugio contra las presiones externas. Esta conexión espiritual interna es mucho más fuerte que el sentido de pertenencia que se experimenta en familia. Es eterno y nos une a una sola alma. Encarna el sentimiento de armonía, plenitud y abundancia de la naturaleza.
De Kabtv “Nueva Vida  #1092 – Valores familiares en  Israel” 12/mar/19
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Ve qué órdenes sigues

Está escrito que el Creador endurece el corazón del faraón, es decir, el deseo egoísta de disfrutar .Es necesario aislarlo e incrementarlo para que sea obvio quién es el enemigo en tu camino hacia el Creador, identifícalo, luego convierte ese malvado faraón en el buen Creador y así, lograr adhesión con la fuerza superior.

El siervo más fiel del Creador es el faraón, él es requerido para llevarnos al Creador, para que podamos distinguir entre luz y oscuridad, otorgamiento y recepción, dulce y amargo. Con su ayuda aprendemos a lograr las cualidades del Creador. En última instancia, el Creador endurece el corazón del faraón, es decir, Él está detrás de todo, incluso de los eventos más desagradables para nosotros. En toda la realidad, «No hay nada más que Él».

Si podemos aceptar que todas las fuerzas de la naturaleza, todos los seres humanos, todas las acciones hostiles y todos los pensamientos vienen del Creador y aún así queremos amarlo, convertimos todos los medios adversos en ayuda.

Para poder discernir una cualidad necesitamos el contraste de su opuesto. Somos seres creados y debemos sentirnos a nosotros mismos y al Creador. La brecha entre estas dos sensaciones nos da sensación de realidad.

Mientras más diferentes seamos del Creador, más profundo y preciso podremos revelarlo en un nivel más interno. Se dice que mientras más grande es una persona, mayor es su ego. Mientras más avanzamos, más perturbaciones serias encontramos y al mismo tiempo, la colisión de los opuestos nos ayuda a llegar a la conclusión de que «No hay nada más que Él».

Nuestro trabajo es crear la singularidad de la fuerza superior, no existe nada más. Todo el mundo está hecho de disturbios de la fuerza que se opone al Creador, se llaman «faraón». Por encima de esta confusión creada por el faraón podemos aceptar que fue enviada por el Creador. Así, todos los disturbios se envuelven en «No hay nada más que Él» y podemos examinar este principio con mayor precisión en todos sus detalles al construir la imagen del Creador a través de la imagen del faraón.

No tenemos forma de acercarnos a un Creador que no tiene imagen. Son los disturbios los que construyen para nosotros la imagen del Creador, en su forma inversa.1

El faraón nos confunde a lo largo de nuestra vida, hasta el día que morimos, nos obliga a pensar que nuestro deber es servir al ego. Ni siquiera somos esclavos, sino trabajadores voluntarios del faraón, dispuestos a cumplir todas las órdenes de nuestra naturaleza para, a cambio, recibir placer o al menos evitar el sufrimiento. Sin embargo, si el Creador quiere acercarnos a Él, endurece nuestro corazón, mostrándonos que trabajamos para la fuerza del mal, para un faraón que no se preocupa por nuestro bienestar, sino que nos engaña durante toda la vida, hasta que finalmente somos enterrados en el suelo. El faraón disfruta porque seguimos sus órdenes.

Pero la fuerza buena se esconde detrás del mal y quiere enseñarnos la ventaja de la Luz sobre la oscuridad, con ese contraste nos muestra que hay algo por encima de nuestra naturaleza. Todo es para que, por nosotros mismos, usemos nuestro deseo y esfuerzo para descubrir esa realidad superior, el mundo espiritual y que lleguemos a reconocer la fuerza superior que está sobre el faraón. Así revelamos la forma opuesta al faraón: el Creador.

Luego buscamos «nada más que Él», no ver al faraón, sino tratar de ver al Creador detrás de él. Dejo que el faraón desempeñe cualquier papel ante mí, lo principal es que me ayude a revelar la actitud del Creador.

El Creador es el bien permanente, incondicional e invariable que no puedo ver. La Luz superior siempre llena toda la realidad pero, ¿quién la ve? El faraón me da un negativo transparente a través del cual veo luz y veo todo tipo de imágenes. No podría entender ni distinguir nada del Creador si no fuera por el faraón.

Mientras más cruel se vuelve el faraón, más detalles contrastantes podemos revelar del Creador. Sin faraón no hay Creador; por eso el Creador inicialmente creó la inclinación al mal. Cuando vemos al Creador a través de nuestra inclinación al mal, podemos ver todo tipo de formas, tipos de relación, acciones e intenciones y con la ayuda del faraón, aprendemos a ser similares al Creador.2

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 24/abr/19, Pésaj

1 minuto 0:20

2 minuto 28:36

Material relacionado:
El consentimiento del faraón
Una nueva vida 538 – Cultura judía:el faraón entre nosotros
Los trucos del Faraón

Un componente espiritual especial

Hay personas a las que les resulta difícil, incluso escuchar que necesitamos lograr conexión para alcanzar al Creador. El Creador es exaltado e incomprensible y está en una dimensión que no sentimos. Él no encaja ni en nuestra mente ni en nuestros sentimientos. No podemos armar el rompecabezas de la imagen del Creador ni los pensamientos y sensaciones que hay dentro de nosotros para poder sentirlo y entenderlo de algún modo.

Sin embargo, por otro lado, dicen que sucede con acciones corporales simples en nuestro mundo. No entendemos la conexión: ¿cómo me ayuda si sonrío a los demás y los trato bien? No lo consideramos un juego serio, sino hipocresía. Somos egoístas por naturaleza y ya hemos intentado cambiar nuestro comportamiento externo pero sin cambiar nuestra esencia interna.

Pero, debemos entender que hay un componente espiritual especial llamado Luz que retorna a la fuente, una fuerza especial que podemos atraer y que cambiará nuestra naturaleza. Por eso, incluso si no queremos conectar ni juntarnos ni apoyarnos unos a otros, debemos hacerlo para acercarnos más al Creador. Es un trabajo duro y tenemos que convencernos de que lo necesitamos para que, incluso actuando en contra de nuestro deseo, fingiendo y jugando, despertemos la Luz que reforma.

Mientras más artificial y antinatural sea nuestro esfuerzo, pero aún así lo hacemos, más Luz despierta. De ahí la paradoja de que si no podemos soportar ninguna conexión con los demás ni aceptamos este principio, con nuestro esfuerzo, aunque pequeño, por conexión, despertamos una gran Luz de corrección.1

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 28/abr/19, Del punto en el corazón a la decena (Preparación para el congreso en América latina, Congreso 2019)

1 minuto 14:52

Material relacionado:
Mandamientos- Leyes de conexión entre nosotros
Nueva vida No. 115 – Conexión y evolución
Atacando la conexión

¿Qué aporta el estudio de Cabalá a mi vida?

Pregunta: ¿Puedo vincular todos los eventos de mi vida al estudio de Cabalá o de todos modos me sucederán todos esos eventos? ¿qué aporta el estudio de Cabalá a mi vida?

Respuesta: Tu estudio de Cabalá te da un propósito en la vida. Te da una ganancia eterna que no desaparece con tu cuerpo físico, sino que permanece más allá de él. Puesto que la propiedad de otorgamiento está por encima del egoísmo, continúa existiendo incluso cuando nuestro cuerpo muere.

Cabalá nos da un beneficio absolutamente puro a la vida en este mundo. Puede tomar una vida o varios ciclos de vida, pero podrás alcanzar el estado de similitud total con el Creador, su nivel. Ese es el propósito de nuestro desarrollo.
[244346]
De la lección de Cabalá en ruso, 23/dic/18

Material relacionado:
¿Qué nos dá la sabiduría de la cabalá?
El mapa del destino
Un cabalista es su propio laboratorio