/

6 de sep. de 2018
Nueva Vida 1056 - Unidad y el pueblo de Israel

Relacionado a: Nueva Vida
La naturaleza es enteramente integral y nos obliga a vivir en unidad. Esto es lo que forma los cimientos de la existencia del pueblo de Israel. Abraham le enseñó al grupo que construyó a su alrededor cómo unirse por encima de todas sus diferencias y descubrir la unidad trascendente en la naturaleza. La multitud de opiniones, disputas, pluralismo, oposición y pensamientos de odio mutuo permanecen en este proceso. Nos elevamos por encima de las diferencias adhiriéndonos al principio de “el amor cubre todas las transgresiones”. El verdadero punto de unidad ocurre cuando cada uno lucha contra su propio ego con el fin de conectarse con los demás por encima de ello. Ascendemos hacia la unidad con toda la naturaleza cuando estamos en ambos niveles al mismo tiempo. Si el pueblo de Israel se une, el mundo entero lo seguirá porque Israel incluye a todos. La felicidad global será lograda cuando el mundo entero se vuelva “como un hombre con un corazón”.