/

12 de nov. de 2013
Nueva Vida 250 - Mi mundo interno, Parte 2

Relacionado a: Nueva Vida
Mi felicidad individual depende del equilibrio con otros, del Arvut (garantía mutua). Nada de lo que pasa por mí es mío. No tengo la culpa de ser como soy. Toda mi vida es un flujo de emociones e información que proviene del entorno hacia mí, por lo tanto, principalmente necesito aprender cómo integrarme al sistema general. Así es como absorbemos la información integral que existe en el universo e invitamos una influencia positiva desde el sistema mientras los estados de ánimo negativos desaparecen. En un círculo, aprendemos cómo construir una sensación integral dado que cada uno quiere comunicarse con los otros. Cada uno sale de las limitaciones de su propia pequeña computadora y hacia una grande y poderosa computadora que es creada en el centro, teniendo una inteligencia y emoción común. Todos trabajan juntos como órganos dentro de un solo cuerpo.